En Concentrador de oxigeno, Concentrador de oxigeno portatil, Generador de oxigeno

El concentrador de oxígeno portátil es un dispositivo que concentra oxígeno sin necesidad de almacenarlo en su interior. Después de ser aspirado, el aire se descompone en sus componentes principales por filtración, lo que da como resultado la liberación de hasta un 96% de oxígeno puro. Es el dispositivo idóneo para aquellos que años atrás dependían del cilindro de oxígeno.

Los concentradores de oxígeno portátiles están equipados con batería y permiten tener una autonomía prácticamente ilimitada gracias a la posibilidad de recargarse allí donde haya toma de corriente (casa, auto, entre otros) y están equipados con baterías que te permiten quedarte sin fuente de alimentación hasta 8 horas. Obviamente, al comprar más baterías, la autonomía se duplica o triplica, según las necesidades del paciente.

Este dispositivo es la solución sencilla

La solución es muy sencilla en tu día a día: basta con utilizar el concentrador de oxígeno portátil. A diferencia de los cilindros, que deben rellenarse continuamente con oxígeno, los concentradores de oxígeno portátiles tienen una autonomía prácticamente ilimitada, ya que producen oxígeno del aire circundante y funcionan eléctricamente. Además de ofrecer las siguientes ventajas:

  • Viajar en auto sin límites.
  • Viajar en avión porque están autorizados.
  • Ir a la playa sin impedimentos porque tendrás 9 horas de autonomía alejado de fuentes de energía eléctrica.

Peso ideal: no tendrás impedimentos

El concentrador de oxígeno portátil pesa mucho menos que el cilindro de oxígeno. Mientras que este último alcanza casi los 5 kg tan pronto como se carga, el peso del concentrador de oxígeno portátil oscila entre 2.2 y 3.8 kg. Para un paciente hipoxémico la ventaja de tener mucho menos peso en los hombros se traduce en una mejor saturación y una mayor capacidad de recuperación.

¿El oxígeno es el mismo?

Sí, la pureza del concentrador de oxígeno es tan clínicamente válida como la del cilindro, con una ventaja más: el oxígeno de este dispositivo está a la misma temperatura y humedad que el cuerpo humano, a diferencia del oxígeno del cilindro que está frío y debe ser humidificado artificialmente. Incluso con el pulsioxímetro es posible comprobar la eficacia clínica del concentrador: la saturación será la misma que la conseguida con oxígeno líquido.

¿Se pueden reemplazar por completo los cilindros de oxígeno?

Sí, los concentradores de oxígeno están diseñados para uso continuo 24 horas del día. Es por eso que en muchos países el concentrador de oxígeno está siendo recetado por neumólogos por encima de los cilindros de oxígeno. Además, cuanto más se usa un concentrador, menos problemas puede causar: el aire aspirado por sus filtros internos contiene humedad que se evapora más fácilmente si el concentrador se usa durante varias horas seguidas.

Factor determinante: la comodidad

El concentrador de oxígeno portátil es una herramienta que hace que la oxigenoterapia sea más fácil y segura. En primer lugar, desaparece la ansiedad de estar sin oxígeno, factor que limita enormemente la vida fuera del hogar. En segundo lugar, libera psicológicamente al paciente que se siente «obligado» a quedarse fuera de casa con los cilindros: el factor psicológico es de hecho muy importante para evitar que la enfermedad respiratoria empeora.

Esta es una operación muy sencilla. Dentro del concentrador hay un filtro molecular. El aire ingresa al concentrador y pasa por el filtro, de modo que es posible retener el nitrógeno presente en el aire. Por tanto, la concentración de oxígeno aumenta intensamente. El oxígeno de alta concentración se entrega al paciente a través de una cánula nasal especial.

La concentración de oxígeno puede variar según el modelo de concentrador, pero normalmente varía desde un mínimo del 90% hasta un máximo de aproximadamente el 95%. Obviamente, los concentradores también tienen una alarma que se activa si la concentración de oxígeno está por debajo del umbral del 82%.

La ventaja más importante de todas es que no hay cilindro de oxígeno, por lo que el riesgo de explosión e incendio se elimina de raíz. Tampoco es necesario prestar atención al uso del concentrador cerca de una estufa encendida. En definitiva, sin contraindicaciones, sin riesgos y más tranquilidad. Otras ventajas del concentrador de oxígeno incluyen la posibilidad de elegir entre flujo continuo o pulsado.

Un concentrador de oxígeno de flujo continuo suministra oxígeno todo el tiempo, sin detenerse nunca. En cambio, el concentrador de oxígeno de flujo pulsado ofrece oxígeno cada vez que exhala y es la mejor opción para aquellos que necesitan rehabilitar sus habilidades respiratorias.

Aunque un modelo fijo es sin duda muy útil para momentos de relajación y sedentarismo en casa, los modelos de concentradores de oxígeno transportables más modernos son excelentes para quienes tienen que realizar el tratamiento las 24 horas del día pero no tienen intención de tener que limitar sus actividades diarias.

Estos son concentradores de oxígeno que funcionan con baterías. A diferencia de los primeros modelos que vieron la luz, la batería de las versiones de nueva generación es de larga duración, incluso hasta 9 horas. Además, suele haber un cargador externo, con también el adaptador para el coche, para que puedas recargar la batería en cualquier situación. En definitiva, quedarse sin batería con los modelos de nueva generación es realmente imposible.

¿Viajar con oxígeno?

Con la llegada del verano, la necesidad de pasar un tiempo fuera de casa, quizás con familiares es indispensable. El cilindro grande (base) y el cilindro portátil (cochecito) no son las herramientas ideales para poder moverse; ya que su autonomía es limitada en el tiempo. El proveedor de oxígeno requiere un preaviso de 7 a 10 días para la entrega de los cilindros en un lugar específico, acordando el lugar y la hora.

En los aviones y en los lugares públicos un concentrador de oxígeno portátil está autorizado y no molesta a los demás porque hoy en día han llegado al mercado modelos muy silenciosos, que emiten un ruido por debajo de 40 decibeles. También puedes ir a la biblioteca con estos concentradores de oxígeno y te podemos asegurar que nadie levantará la vista de su libro para ver de quién proviene ese molesto ruido.

La batería es de larga duración, posibilidad de utilizar el concentrador incluso en un avión. La tranquilidad y comodidad son características que dejan claro que los modelos más modernos son una opción más que válida. Pero ciertamente no son las únicas características importantes. Antes que nada hay que recordar que los últimos modelos de concentradores de oxígeno portátiles son muy ligeros.

Los modelos de medidores de oxígeno ultraligeros que tienen un peso de solo 2.5 kg son muy populares y altamente demandados. Esto significa poder transportarlos sin ningún tipo de problema, incluso en el caso de enfermedades especialmente graves e invalidantes. Generalmente cuentan con una bandolera, que te permite llevar el concentrador como si fuera un bolso real.

Por lo tanto, puedes transportarlo al hombro. No solo eso, la correa para el hombro se puede transformar, por lo que puede usar el concentrador como si fuera una mochila completa. Este último modo de transporte es excelente, porque ofrece la máxima libertad de movimiento, la posibilidad de tener las manos siempre libres, mejorando así tu estilo de vida de forma intensa.

Algunos modelos de concentradores de oxígeno de última generación también son muy precisos desde el punto de vista estético, minimalistas en su apariencia, casi piezas de diseño. Esto puede parecer una característica menor, pero cuando una persona joven y moderna tiene que usar este dispositivo por razones de salud, es una característica importante.

De esta forma, de hecho, el concentrador de oxígeno logra pasar a formar parte del look diario y aceptar tener que usarlo todos los días durante 24 horas se vuelve más fácil, un peso más liviano de soportar, tanto que muchas veces te olvidarás que lo llevas contigo por la increíble comodidad que te brinda este dispositivo.

El paciente que prueba un concentrador de oxígeno portátil ya no vuelve a los cilindros de oxígeno líquido, porque el miedo a quedarse sin oxígeno desaparece por completo. Además, podrá viajar en avión y auto a donde quiera sin tener que estar dependiendo de los tediosos y pesados cilindros que lo limitan en gran manera.

El generador de oxígeno ha tenido una gran demanda en los últimos años por sus múltiples beneficios. Las personas de todas las edades han podido disfrutar de su vida plenamente sin tener que sentirse limitados, dependientes de otros y restringidos para llevar una vida autónoma y plena. Esta es la oportunidad perfecta para que goces de la vida sin impedimentos. Les invitamos que nos llamen al (55) 3727 0946 y obtengan el mejor dispositivo de oxígeno.

Publicaciones recientes

Deja un comentario

0
WhatsApp