En Concentrador de oxigeno, Concentrador de oxigeno portatil, Generador de oxigeno

Salir de viaje siempre es bueno, sin embargo, si necesita oxígeno para poder tener bienestar en su salud, quizá comience a ponerse nervioso o preocupado por lo que pueda pasar. Esto sucede cuando se trata de un concentrador de oxígeno fijo, pero con un concentrador de oxígeno portátil moverse es sencillo, su tamaño es ideal y puede ayudar a lograr su meta de viajar.

Cuando con unidades portátiles tienen la funcionalidad de poder usarse en movimiento, esto implica que puede llevarse no solo cuando este caminando, también en auto o aviones. Lo único en lo que debe estar atento es que el equipo permanezca encendido durante largos períodos de tiempo. Para lograrlo puede usar baterías o la energía del auto.

Nuestro objetivo es brindar a nuestros clientes soluciones que sean eficientes, confiables y sobre todo prácticas para que sus necesidades sean resueltas a la vez que su vida sea más cómoda y en bienestar.

Uso de la energía para cargar los concentradores de oxígeno portátil

El funcionamiento del generador de oxígeno, cuando son portátiles, es con base en baterías. Algunos diseños, casi todos, también tienen la función de continuar con su trabajo si se les conecta a una corriente de energía. Incluso, según la unidad, puede cargar o no la batería mientras lo usa, ya sea en un enchufe normal o con un adaptador para vehículo.

El uso durante el trayecto en automóvil es posible además de sencillo. Si llega a tener problemas siempre es posible llamar a su proveedor para pedir asesoría en caso de presentar alguna complicación o duda para el mejor desempeño de la unidad.

En caso de utilizar el cargador para auto, no olvide tener presente que cuando conecte el aparato, su auto ya debe estar encendido, de hecho, debe mantenerlo así todo el tiempo que tenga conectado su equipo de oxígeno. Esto es importante, ya que si deja conectada la unidad sin encender su auto, la batería de su vehículo puede terminarse.

Debe tener presente que de acuerdo al sistema eléctrico de su auto será la cantidad de energía disponible para el concentrador de oxígeno, en este sentido debe verificar que el equipo de oxígeno tiene las características para funcionar de acuerdo con la configuración que necesita cuando se conecta a la alimentación eléctrica.

De cualquier manera, antes de usar la unidad y de conectarlo a cualquier toma de corriente no olvide leer bien las instrucciones de uso, de esta forma tendrá más claro que puede o no hacer cuando lo conecte.

Qué hacer antes del viaje

Siempre que vamos a realizar un viaje debemos prepararnos y checar la lista de los pendientes que tenemos para que sea una buena aventura. Pues con el equipo de oxígeno es lo mismo, antes de embarcarnos en carretera, así se trate de un pequeño trayecto, lo ideal es que probemos con anterioridad la unidad y verificar cómo funciona conectada al auto y fuera de él.

El objetivo es ver si existe algún problema y poder solucionarlo antes del viaje, de esta manera evitará tener sorpresas desagradables durante su viaje y estancia al lugar a donde va. Podrá estar tranquilo y confiado que podrá disfrutar y tener la cantidad de oxígeno que necesita todo el tiempo.

El concentrador de oxígeno portátil también funciona con baterías, así que no olvide probarlas de igual forma, así se asegura que todo está perfecto y funcionará como lo necesite. Lo que menos quiere es tener que necesitar otra batería o encontrarse con algún problema por no haber probado antes. Entender el funcionamiento total de la unidad le da confianza de manejarlo bien y así poder obtener el máximo provecho.

Con un generador de oxígeno portátil se despreocupa de almacenar los contenedores de oxígeno en su casa, puede movilizarse tranquilamente sin estar preocupado en tener que arrastrar un tanque de oxígeno mientras camina. Tampoco se preocupa por el espacio en el auto ya que el equipo no es espacioso.

En general, las unidades portátiles son confiables para dar paseos cortos en su automóvil o salir en un largo viaje por carretera; sobre todo si el equipo que tiene es de la marca Inogen One.

Para evitar cualquier problema debe verificar que la alimentación eléctrica de su auto sea compatible con la unidad, de no ser así, puede solucionar el problema llevándolo a su taller mecánico. Por otra parte, debe tener claro la cantidad de oxígeno, que puede variar de acuerdo con la altura en la que se encuentre, por lo tanto vaya con su médico para que le dé indicaciones sobre los requisitos de oxígeno dependiendo del lugar a donde irá.

Si por algún motivo no ocupará el aparato, no lo deje dentro del auto cuando se baje, ya que las temperaturas extremas, tanto de frío como calor pueden dañarlo. Aunque se trata de un equipo resistente, ya sabemos que dentro de un auto, las temperaturas tienden a incrementarse, sobre todo en días calurosos.

No se olvide de llevar consigo algunos reemplazos de fusibles del cable de entrada para la conexión, asimismo recuerde que si el equipo no llegara a encender debe checar si la conexión de la unidad está bien, así como el tomacorriente. Tenga cuidado de no arrancar el vehículo con el concentrador de oxígeno enchufado, ya que lo que puede ocasionar es que sucedan fluctuaciones de voltaje y dañar su equipo.

En Inogen One sabemos cuáles son las principales necesidades de los clientes, manejamos el producto concentrador de oxígeno portátil de la marca Inogen, somos proveedores autorizados de la marca en México.

Visite nuestro sitio web sistemainogenone.com y conozca los productos que tenemos para ofrecerle para que pueda vivir tranquilamente. Nos ubicamos en Monte Líbano #1438 Int. 4, Col. Lomas de Tecamachalco, Naucalpan, Estado de México. Para más información de nuestros productos, llame a los teléfonos (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946 y (55) 2561 3271 o mande un correo electrónico a info@inogenmexico.com.

Publicaciones recientes

Deja un comentario

0
WhatsApp