En Concentrador de oxigeno, Concentrador de oxigeno portatil, Inogen one g3

Hay muchas situaciones en donde las personas requieren de oxígeno complementario, la mayoría se relaciona con problemas pulmonares crónicos que evitan que sus niveles de este elemento estén dentro de las condiciones óptimas. Para realizar la oxigenoterapia hay diferentes opciones, desde los tanques con O2 líquidos hasta un concentrador de oxígeno que puede ser portátil o fijo.

Los pacientes a menudo se preguntan cómo obtener su oxígeno y qué pasos deberán completar para obtener el dispositivo de suministro de oxígeno adecuado para ustedes. La mayoría de las personas se hacen la pregunta, ¿es necesaria una receta para tomar la oxigenoterapia?, ¿y hay restricciones de compra para los concentradores de oxígeno?

¿Es necesaria una receta para la oxigenoterapia?

A pesar de que todos respiramos oxígeno, el utilizado para la oxigenoterapia está altamente concentrado y puede alcanzar niveles de entre 80 y 98%, en comparación con el aproximadamente 21% que hay en el aire. Por esta razón se considera como una sustancia médica y en muchos países, incluidos Estados Unidos de América y México, es necesario contar con una receta antes de que puedan obtener oxígeno suplementario, sobre todo cuando se trata de tanques de O2 líquido de grado médico.

De esta manera se garantiza que antes de recibir el tratamiento, se lleve a cabo un análisis completo de sus necesidades de oxígeno por parte de un profesional calificado y se determine la cantidad de litros por minuto que son necesarias para mantener un buen estado de salud y evitar complicaciones a largo plazo.

¿Por qué es necesario contar con una receta de oxígeno?

Para un adecuado funcionamiento de todas las células del cuerpo, es necesario que la concentración de oxígeno en la sangre sea la adecuada. En caso de que los niveles bajen se sufre de un problema conocido como hipoxia, que puede causar graves daños en el cuerpo y llevar hasta la muerte. Para las personas que sufren de padecimientos que afectan los niveles de este elemento, como problemas pulmonares crónicos, el oxígeno suplementario ayuda a mantener los niveles dentro de lo recomendable.

Para determinar cuántos litros por minuto son necesarios, los médicos deben realizar una serie de estudios, que pueden incluir alguno o una combinación de los siguientes:

  • Estudio de gases en sangre arterial (ABS). Se trata de un estudio de gases en sangre arterial que se usa para medir la acidez o pH de la sangre, los niveles de oxígeno y dióxido de carbono. Esta prueba puede indicar el nivel de funcionamiento de sus pulmones y si permiten efectivamente que el oxígeno sea absorbido por la sangre al eliminar el dióxido de carbono. Las mediciones normales de AGB para oxígeno caen entre 75 y 100 mmHg (milímetros de mercurio).
  • Oximetría. Es la forma menos invasiva de evaluar la saturación de oxígeno de un paciente. Se utiliza un oxímetro de pulso que se coloca en la punta de su dedo y usa dos frecuencias de luz (infrarroja y roja) para determinar el nivel de saturación de oxígeno en la hemoglobina en su sangre. Los niveles normales de saturación o SpO2 generalmente caen entre 95 y 100%. Cualquier valor que caiga por debajo del 90% generalmente se considera bajo, aunque dependerá de varios factores y cada persona.

Decidir qué dispositivo de suministro de oxígeno es el adecuado

Como mencionamos al inicio, hay diferentes dispositivos para la oxigenoterapia. Los más utilizados hasta finales del siglo XX eran los tanques de O2 líquido; no obstante, son pesados, gran parte del elemento se desperdicia, está prohibido su uso en ciertas zonas (como aviones o trenes) y son inflamables.

Un sustituto para los tanques es el concentrador de oxígeno que puede encontrarse en una variedad de formas para ajustarse a sus necesidades. Los concentradores toman el aire del ambiente y retiran todos los elementos que lo componen para dejar oxígeno altamente concentrado, que cubre las características para ser de grado médico. Pueden ser fijos o portátiles, que funcionan con batería y los más pesados llegan a los 5 kg, lo que hace que cualquier persona los pueda llevar consigo, inclusive los adultos mayores y los niños.

Antes de que ustedes y sus médicos discutan qué dispositivo de suministro de oxígeno es el adecuado, deben tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Con qué frecuencia necesitarán usar oxígeno suplementario.
  • Cuánto oxígeno necesitarán (litros por minuto).
  • Si necesitarán flujo continuo o dosificación de pulso.
  • Si necesitarán usar oxígeno mientras duermen, descansan y/o hacen ejercicio.

En la mayoría de los casos, sus opciones se reducirán según sus necesidades particulares de su dispositivo de suministro de oxígeno. Dependiendo de la velocidad de flujo, la dosis y los tiempos en que necesitarán usar oxigenoterapia, algunas opciones pueden no funcionar para ustedes. Aunque en términos generales, el concentrador de oxígeno es el que más ventajas brindan, como:

  • Disponibles en unidades domésticas y portátiles.
  • Los concentradores de oxígeno portátiles son fáciles de llevar.
  • Extraen oxígeno del aire circundante, por lo que siempre que estén alimentados, pueden proporcionar un suministro interminable de oxígeno.
  • Los portátiles usan dosificación de pulso, lo que significa que es menos probable que creen un ambiente rico en oxígeno y, por lo tanto, minimicen la preocupación de inflamabilidad.
  • No hay necesidad de recargas, lo que reduce el costo continuo.
  • Los portátiles se pueden usar mientras están enchufados o con una carga de batería, lo que los hace increíblemente versátiles.

Si bien el concentrador de oxígeno portátil tiene un costo inicial mayor y requiere de baterías de respaldo en caso de cortes de energía o que no puedan recargarlos, pueden mejorar la calidad de vida de los usuarios de oxígeno. Cuando obtenga la receta de oxígeno de su médico, asegúrese de tener claro cómo cada dispositivo de suministro de oxígeno podría afectar su vida.

El oxígeno suplementario está destinado a mejorar su salud, pero no debería empeorar su vida. Asegúrese de elegir el dispositivo de suministro de oxígeno que no solo le dará el oxígeno que necesita, sino que lo ayudará a mejorar su calidad de vida en general.

Los mejores concentradores de oxígeno en el mercado son los de la marca Inogen y en México los pueden encontrar con Inogen One. Contamos con los mejores equipos, como el Inogen One G3, que los ayudarán a mejora su calidad de vida. Estamos a su disposición vía telefónica al (55) 3727 0946 y (55) 2561 3271, con gusto nuestros asesores los apoyarán a seleccionar el mejor para ustedes.

Publicaciones recientes

Deja un comentario

0
WhatsApp