En Concentrador de oxigeno, Concentrador de oxigeno portatil, Generador de oxigeno

Los niveles de oxígeno en la sangre son elementos importantes que los pacientes que tienen enfermedades respiratorias crónicas deben tomar en cuenta en todo momento para evitar consecuencias graves a su salud. El asma, el cáncer de pulmón, bronquitis crónica o el EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) son sólo algunas de las enfermedades que necesitan de un concentrador de oxígeno para realizar oxigenoterapia desde la comodidad de su casa.

Los concentradores de oxígeno, también denominados generadores de oxígeno son máquinas que necesitan de una corriente eléctrica o de una batería para producir oxígeno de manera constante al paciente y así compensar alguna deficiencia respiratoria que tengan. Se trata de aparatos que son muy modernos porque toman el aire del medio ambiente y luego de realizar un proceso de filtración, entregan oxígeno hasta en un 98% de pureza.

Los concentradores de oxígeno son equipos que sólo deben utilizarse si un médico especialista lo prescribe para llevar a cabo una terapia. Si una persona que tiene niveles de oxigenación normales en su sangre y se somete a este tratamiento sin necesitarlo, las consecuencias a su salud podrían ser muy graves.

¿Cómo se utilizan los concentradores de oxígeno?

Existen distintos modelos en el mercado, pueden encontrar desde un concentrador de oxígeno portátil, hasta dispositivos fijos que son más grandes. Hay algunos que son modelos más recientes y otros que ya llevan más años en el mercado. Lo más importante es leer las instrucciones de su dispositivo para que sepan cómo se debe utilizar; sin embargo, hay algunas recomendaciones generales que tienen que conocer:

  • La parte trasera de un concentrador de oxígeno debe estar al menos a 30 cm de distancia de la pared; además, la zona inferior debe mantenerse libre para asegurar la correcta circulación de aire.
  • Deben mantenerse pendientes respecto al nivel del agua destilada, que nunca debe estar por debajo del nivel señalado por el fabricante, pues esto podría generar averías en el aparato que tendrán que ser reparadas por un especialista.
  • En el caso de los dispositivos fijos, conéctenlo a una toma de corriente que proporcione el voltaje que necesita el concentrador de oxígeno, ya que de ello dependerá su buen funcionamiento, aunque también permite prolongar la vida útil del aparato.
  • Una vez encendido el concentrador, asegúrense de regular el caudalímetro de la salida de oxígeno, que debe ajustarse a la cantidad requerida, que previamente fue señalada por el médico tras realizar pruebas al paciente.
  • Finalmente, se recomienda realizar un monitoreo constante del dispositivo para asegurarse que emite la concentración de oxígeno programada y que no está teniendo problemas como sobrecalentamiento.

¿Qué ventajas tiene el utilizar concentradores de oxígeno?

Sin importar si se utiliza un tanque de oxígeno tradicional o un concentrador, a terapia de oxígeno por sí misma ofrece diferentes beneficios a quienes lo necesitan; no obstante, quienes deciden utilizar un generador de oxígeno portátil se han dado cuenta que tienen muchas más ventajas por el hecho de poderse mover con su dispositivo a cualquier lado sin tener alguna preocupación.

Regreso a la vida normal

Los aparatos tradicionales para la terapia de oxígeno tuvieron el inconveniente de que era prácticamente imposible salir de casa porque el tanque de oxígeno tenía una duración limitada. Esta situación limitaba el contacto social de las personas, ya que siempre tenían que estar confinados en casa.

Gracias a los dispositivos portátiles como los concentradores de oxígeno, quienes necesitan de una oxigenoterapia pueden salir de su casa sin ningún problema, ya que el dispositivo produce oxígeno del ambiente que lo rodea y también tiene baterías que duran mucho tiempo, en promedio 12 horas.

Podrán estar fuera sin tener que preocuparse

Los tanques de oxígeno portátiles, por muy ligeros que sean, pueden llegar a pesar hasta 10 kg, por lo que utilizarlos en la calle suele ser muy complicado. Además, el tiempo de una carga que se utiliza de manera constante es limitada, por lo que sólo tendrán entre 4 y 8 horas antes de que se necesite realizar una recarga.

Con los concentradores portátiles se podrán olvidar de todo eso, ya que son dispositivos que pesan mucho menos, alrededor de 2.2 kg, es decir que se trata de equipos más ligeros, pero también, producen oxígeno de manera ilimitada, ya que lo toman del medio ambiente y lo filtran por medio de un filtro de zeolita.

¿Dónde comprar concentradores de oxígeno?

Estos equipos son muy delicados y tienen una tecnología que es muy avanzada, por lo que comprarlo con un proveedor que no garantice su buen funcionamiento es un grave error. Por esta razón, siempre se deben acercar con un proveedor especializado como Sistema Inogen One, donde manejamos la marca Inogen One por su alta calidad, seguridad y confianza. Hemos podido identificar las necesidades de los clientes, y satisfacerlas, así que pueden tener la certeza de que les ofreceremos los mejores equipos para su terapia de oxígeno.

Para mayor información sobre el concentrador de oxígeno y los demás productos que ofrecemos, envíen un correo electrónico a la dirección info@inogenmexico.com o llamen al (55) 6992 8350, (55) 5602 6944, (55) 3727 0946 y (55) 2561 3271.Si quieren visitar nuestro punto de venta, nos encuentra en Monte Líbano #1438 Int. 4, Col. Lomas de Tecamachalco, Naucalpan, Estado de México.

Publicaciones recientes

Deja un comentario

0
WhatsApp