En Blog

En Inogen México nos enorgullecemos de ser parte de las soluciones para mejorar la calidad de vida de las personas, que es precisamente el objetivo del concentrador de oxígeno portátil, el cual se trata de un equipo médico eléctrico que no necesita una toma de 110v forzosamente, el equipo se adapta solo a cualquier corriente utilizado para proveer oxigenoterapia a pacientes que lo requieren en altas concentraciones de oxígeno. Su función principal es extraer el oxígeno del aire del ambiente el cual a través de una cánula nasal es suministrado al paciente.

Existen algunas personas que presentan diferentes padecimientos cuando la respiración o la ventilación se alteran patológicamente, luego sucede que los niveles de oxígeno disminuyen en la sangre (hipoxemia) y las personas pueden necesitar de una terapia de oxígeno suplementario. Este tratamiento llega a ser crucial para evitar la hipoxia en los tejidos, particularmente cuando esta disminución ocurre por una enfermedad o daño pulmonar.

Aquellos pacientes con enfermedades pulmonares obstructivas crónicas, conocida como EPOC, constituye una de las principales patologías del aparato respiratorio en la edad adulta y requieren de terapia de oxigenación. Se trata de una enfermedad crónica inflamatoria de los pulmones, que obstruye el flujo de aire desde los pulmones. Los síntomas incluyen dificultad para respirar, tos, producción de mucosidad (esputo) y silbido al respirar. Es causada por la exposición a largo plazo a gases o partículas irritantes, en la mayoría de los casos del humo de cigarrillo; por lo general aparece en la quinta o sexta década de la vida, luego de un periodo inicial, en el que el paciente es asintomático y eventualmente, si deja de fumar puede disminuir la progresión de la enfermedad.

La enfermedad de EPOC puede causar muchas complicaciones que se derivan de la dificultad de respirar, que de entrada puede impedir que realicen actividades que disfruten, como las deportivas.

Las personas con EPOC a menudo tienen disnea grave, que les impide realizar sus actividades cotidianas; sin embargo los programas de rehabilitación formal que incluyen entrenamiento con ejercicios, mejoran la resistencia, disminuyen la disnea y en general mejoran la calidad de vida. La clave se encuentra en el uso de oxígeno durante el ejercicio, para proporcionar el beneficio adicional.

Es común apreciar cómo personas que padecen alguna enfermedad respiratoria muestran resistencia a realizar deporte, sobre todo por su reducción en la capacidad de esfuerzo, a pesar de ello el entrenamiento físico es uno de los mejores medios disponibles para mejorar la función muscular en la EPOC. Algunos de los factores que afectan en la intolerancia al ejercicio en la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, se trata de la limitación ventilatoria, las alteraciones en del campo gaseoso, disfunción de los músculos esqueléticos, cardíaca y de los músculos respiratorios. Diferentes profesionales realizaron una revisión para determinar qué tan efectivo es agregar oxígeno al entrenamiento con ejercicios, en comparación con el entrenamiento con ejercicios sin suplementos de oxígeno en personas con EPOC.

El análisis fue realizado por cinco estudios diferentes que abordaron el problema, al final obtuvieron un resultado favorable para las personas con EPOC que realizan actividad física con el apoyo de la oxigenoterapia, ya que su condición se aumentó, logrando realizar ejercicios durante más tiempo, además de que lograron controlar la disnea, siempre de la mano del oxígeno durante el programa de entrenamiento con ejercicios.

Mientras realizamos ejercicios, entran en acción dos órganos importantes del cuerpo: el corazón y los pulmones. Los pulmones llevarán el oxígeno al cuerpo para proporcionar energía y eliminar el dióxido de carbono, el producto de desecho creado cuando se produce energía, mientras que el corazón bombea el oxígeno hasta los músculos que están realizando el ejercicio. Cuando los pulmones están sanos, se mantendrá una reserva grande de aire para la respiración y aunque la persona puede sentirse “sin aliento” luego de terminar una sesión de ejercicios, no deberá tener problemas para continuar respirando; en cambio cuando se tiene una afección pulmonar, se utiliza gran parte de la reserva para la respiración., sin embargo el movimiento puede contribuir a mejorar los síntomas, cuando se realiza de manera regular.

Aunque hasta el momento no hay cura para este padecimiento de las vías respiratorias, afortunadamente las personas se pueden tratar y pueden lograr un buen control de los síntomas y la calidad de vida, además de reducir el riesgo de otras afecciones relacionadas, de gran apoyo es el concentrador de oxígeno portátil que pueden controlar los síntomas en gran medida y minimizar el daño.

Es normal que las personas con afecciones graves en los pulmones sientan desmotivación por el temor a quedarse sin aliento, lo que hace tentadora la idea de no realizar ejercicio, sin embargo si la persona realiza menor actividad, el estado físico empeorará, lo que incluso repercutirá en las laboras diarias, que ahora se volverán más difíciles.

Las personas que padecen EPOC grave, tendrán problemas para llevar suficiente oxígeno al organismo, es por ello que se recomienda acompañarlo de un concentrador de oxígeno portátil, que brindará el aporte suplementario de oxígeno durante las actividades físicas; sabemos que cuanto más ejercicio haga, se verá reflejado en el mayor rango de movimientos que logrará.

Los expertos recomiendan los llamados ejercicios intermitentes, que son de gran ayuda para hacerle frente a la dificultad para respirar; se trata de alternar movimientos leves para ejercitarse con un periodo de 30 segundos a 2 minutos de duración con momentos de relajación, que serán se por lo menos un minuto, a esto se le conoce como “ejercicios intermitentes”. Pero siempre recomendaremos la evaluación de un médico, quien será el encargado de autorizar, para cada paciente en específico, algún programa de entrenamiento.

Este equipo lo concentra del aire que está en el ambiente el cual contiene 21% de oxígeno. En Inogen México buscamos mejorar la calidad de vida de los pacientes con afecciones en las vías respiratorias, como el EPOC, por lo que el concentrador de oxígeno portátil es el medio para obtener oxígeno más seguro, menos caro y la fuente más conveniente comparada con el suministro de cilindros de oxígeno comprimido.

Publicaciones recientes

Deja un comentario

0
WhatsApp