Un concentrador de oxigeno es un equipo médico creado especialmente para poder proporcionar al usuario que lo necesite, oxígeno continuamente, sin la necesidad de que este se tenga que estar rellenando contantemente como un tanque de oxígeno convencional.

Este dispositivo funciona tomando el aire del medio ambiente, concentrándolo dentro del equipo para después desintegrarlo para así poder limpiarlo y mandarlo al usuario con una gran pureza, misma que este necesita para poder llevar una buena calidad de vida, respirando oxígeno puro y limpio.

Con un concentrador de oxigeno nunca se tendrá la preocupación de estar rellenándolo de oxígeno ya que, como bien se mencionó anteriormente en este artículo, el equipo lo va a tomar del medio ambiente donde se encuentre, proporcionándolo con una gran pureza al usuario.

concentrador de oxigeno

Estos equipos, a diferencia de los concentradores de oxígeno portátiles, sí requieren la utilización de un vaso con agua como humidificador, de preferencia, ya que al ser de flujo continuo pueden llegar a resecar la nariz, y con la utilización de agua esto se puede evitar muy eficazmente.

El concentrador de oxigeno con la mejor tecnología del mundo es el modelo At Home de la marca Inogen One; este concentrador cuenta con la mejor innovación tecnológica del mercado, teniendo muchas ventajas sobre un concentrador convencional, las características del concentrador de la marca Inogen son las siguientes:

  • El equipo tiene un peso de 8.16 kg, lo que sin duda lo posiciona como el más ligero del mercado, ya que cualquier concentrador de oxigeno fijo ronda los catorce kilogramos de peso; tiene capacidad de otorgar de uno a cinco litros regulables de oxígeno, haciéndolo con un ruido de 40 dba en flujo 2.
  • El consumo que tiene de energía eléctrica de igual forma es el más bajo sobre los otros concentradores de oxígeno, ya que tiene un consumo de 110w en flujo 2, y su consumo máximo es de 250w en el flujo 5. Esta cuestión convierte al concentrador de Inogen At Home en la mejor opción en el mercado, en cuanto ahorro de energía eléctrica, y por ende también es la mejor opción al permitir el ahorro de dinero para el usuario, ya que en menos un año de uso, el usuario tendrá una recuperación de la inversión realizada para este equipo y comenzará con un ahorro considerable de recursos.

La forma de utilizar el concentrador de forma adecuada es realmente muy noble y fácil de poderlo hacer; en el panel de control del equipo tiene solamente tres botones, de los cuales uno de ellos es para encenderlo y apagarlo, y los otros dos botones son para subir o bajar el flujo de oxígeno; también en el panel del equipo hay dos focos de iluminación, el primero de ellos, en la parte superior, ilumina de forma azul constantemente, indicando que todo está funcionando correctamente. El otro foco en la parte inferior ilumina de forma amarilla, y es cuando el equipo presenta algún problema y sólo se encenderá si una situación problemática se presentara.

Un concentrador de oxigeno es la mejor opción para que un paciente pueda recibir oxígeno de alta pureza y calidad, ya que el tener grandes cilindros en casa es algo que resulta verdaderamente muy incómodo, y además es muy peligroso, ya que la utilización errónea de un tanque de oxígeno puede causar grandes daños.

Es importante tomar en cuenta que a los concentradores de oxígeno fijo se les tiene que realizar un servicio de mantenimiento por lo menos cada año, para que estos puedan seguir funcionando a la perfección, pero sobre todo para que puedan seguir brindado una alta pureza de oxígeno día con día a las personas que lo necesitan.

El concentrador de la marca Inogen At Home cuenta con dos primeros filtros a un costado del equipos; estos filtros se cambiarán por unos nuevos en cada servicio de mantenimiento que se les realice, sin embargo es importante que el usuario del equipo una vez por semana los retire y los limpie, esto puede ser realizado con un cepillo de dientes que esté un poco húmedo, y con eso será suficiente para mantener limpio el equipo, ya que la idea es solamente retirar el polvo que se encuentre en estos filtros. Recordemos que son los primeros filtros por donde pasa el aire que se va a purificar en el oxígeno puro, por lo que es primordial tenerlos libres de polvo el mayor tiempo posible.

Del otro lado de donde están los filtros antes mencionados, el concentrador tiene una rejilla, que es donde sale el aire que permite una buena ventilación del equipo para que no se caliente y trabaje adecuadamente; es necesario que esta parte esté liberada y no obstruida o tapada, además se recomienda que se encuentre por lo menos a quince centímetros alejada de cualquier pared o mueble para que se ventile adecuadamente.

El concentrador Inogen At Home cuenta con la posibilidad de poder utilizarlo con un vaso con agua como humidificador, como mencionamos anteriormente, este vaso se puede colocar en la parte trasera del equipo; es importante mencionar que no es necesaria la utilización del mismo, solamente si a la persona que utilice el equipo se le llegara a resecar la nariz por el flujo continuo sí se tendría que utilizar, de lo contrario no sería necesario usar el agua dentro del vaso humidificador.

El concentrador está diseñado para poder utilizarse las 24 horas del día de forma continua, y su tiempo de vida es superior a los cinco años; las columnas del mismo, al igual que las de un concentrador de oxígeno portátil, son un consumible y estas se tendrán que reemplazar en promedio cada dos años dependiendo del uso. El equipo tiene tres años de garantía y 1 año en accesorios que, son el cable de conexión a la luz y las columnas del equipo.

Por todo lo antes mencionado, el concentrador Inogen At Home está considerado como el mejor concentrador de oxigeno fijo en el mundo. Visite nuestra página web y conozca los concentradores que tenemos para usted, recupere su calidad de vida con nuestros productos.

0