In Blog

En la actualidad los concentradores de oxígeno son cada vez más silenciosos, más portátiles, más eficientes en el consumo de energía y son menos costosos, por lo que hoy en día contar con un concentrador de oxígeno permite a los usuarios realizar una amplia variedad de actividades, como ir a un almuerzo con sus amigos, ir al cine, pasar tiempo de calidad con los familiares e incluso viajar por el país, tanto en autobús como en avión o tren.

Sin embargo, para poder realizar todas estas actividades es de suma importancia que elijan el concentrador adecuado, en especial cuando se utilizará un modelo portátil que funcione con baterías. En la actualidad existe una amplia variedad de modelos entre los que pueden elegir, y a continuación les hablaremos de las cosas más importantes a considerar al momento de elegir uno.

Lo primero que deben tener en cuenta en los equipos que funcionan con baterías es la duración de estas. Los concentradores de oxígeno portátiles operan con una batería recargable, aunque es importante conocer la duración exacta de la batería, la cual varía dependiendo del nivel de operación del concentrador: entre más flujo de aire exista, menor será la duración.

Deben tener en cuenta la duración de la batería que tendrá cuando se use el concentrador en la configuración de oxígeno que ustedes necesitan, por ejemplo, si la duración anunciada de la batería del fabricante es de cuatro horas, con una configuración de pulso intermedia, podrían ser solo de tres horas, con una configuración de dosis de pulso de alta. Esto es muy importante de entender, especialmente si el paciente lleva un estilo de vida activo y disfruta haciendo cosas fuera de casa. Algunos concentradores, como los de la marca Inogen, les dan la opción de comprar una batería doble, para sustituir cuando se acabe la anterior, esto les puede proporcionar hasta nueve horas de tiempo de batería en la configuración de flujo más baja, donde la duración de la batería es de cuatro horas y media por batería.

Un concentrador de oxígeno de flujo continuo entrega el oxígeno continuamente, de la misma manera que un sistema de tanques de oxígeno, esto significa que incluso cuando no está inhalando, el oxígeno sigue fluyendo a través de las cánulas. Si necesitan entre dos y cinco litros de oxígeno por minuto, si planean usarlo mientras duermen o si necesitan conectar su dispositivo a una máquina BiPAP o CPAP, un dispositivo de flujo continuo es la mejor opción para ustedes aunque solamente los concentradores fijos tienen esta modalidad lo portátiles no.

Por otra parte, los concentradores de dosis de pulso entregan oxígeno intermitentemente, solo cuando el usuario inhala.
Otro punto que tienen que tomar en cuenta es el tamaño y el peso de la unidad, dependiendo de si es para uso en el hogar o si es portátil, los concentradores de oxígeno pueden ser de diferentes tamaños y pesos, que pueden variar aún más por las baterías extras y los accesorios de la unidad.

Debido a que los dispositivos de flujo continuo pueden satisfacer un rango más amplio de demandas de oxígeno, generalmente son más grandes y más pesados que los concentradores de oxígeno con dosis de pulso. Por lo general, las unidades de flujo continuo vienen con llantas que pueden usar para mover la unidad; en cambio, los equipos de dosis de pulso generalmente son pequeñas y livianas, por lo que son unidades portátiles. Algunas llegan a pesar hasta dos y medio kilogramos, estas unidades son tan livianas y compactas que pueden transportarse fácilmente y, a menudo, vienen con una mochila de transporte liviana para facilitar su uso y transporte.

Lo siguiente que necesitan buscar al elegir un concentrador de oxígeno es la cantidad de oxígeno que puede proporcionar, para esto es importante que conozcan sus necesidades de oxígeno en reposo, durante las actividades y mientras duermen para que puedan comprender mejor qué unidad suministrará la cantidad de oxígeno que necesitan para mantener su saturación de oxígeno en los niveles óptimos.

Los concentradores de flujo continuo entregan oxígeno en litros por minuto (L/min), mientras que una unidad de dosis de pulso administra un volumen de oxígeno en mililitros por respiración (ml/respiración). Por lo regular administran entre 450 y 1’250 mililitros por minuto, es importante recordar que la cantidad de oxígeno que entrega el concentrador estará directamente relacionada con su nivel de saturación.

Si el modelo que eligen no satisface sus necesidades de oxígeno, sus niveles de saturación disminuirán y podría ser un riesgo para su salud, puesto que con el tiempo, esto podría afectar a todos sus órganos vitales. Su médico los ayudará a determinar cuál es la mejor opción para ustedes, según sus necesidades de oxígeno.

Por último, tienen que tener en cuenta la garantía. La mayoría de los concentradores vienen con una garantía estándar del fabricante de hasta por tres años. Asegúrese de verificar la información de la garantía al comprar un concentrador de oxígeno, puesto que a pesar de ser equipo de gran calidad, como todos los dispositivos electrónicos pueden dañarse con el uso o con otras condiciones.

En México, los mejores concentradores de oxígeno los pueden encontrar en Inogen One México, somos importadores y distribuidores autorizados de la marca desde 2007. Nuestros concentradores tienen la autorización de la COFEPRIS, lo que garantiza su seguridad. Si quieren conocer más sobre los modelos con los que contamos y elegir el mejor concentrador de oxígeno que se adecue a sus necesidades, pueden comunicarse con nosotros a través de nuestras líneas telefónicas o por correo electrónico.

Recent Posts

Leave a Comment

0
generador de oxigenoconcentrador de oxigeno portatil